Madonna ofreció un concierto gratis en NYC en apoyo a Hillary Clinton

 Madonna resultó ser más convincente gracias a su música en un concierto de 45 minutos improvisado en Nueva York el pasado 7 de Noviembre, el mismo había sido notificado con media hora de antelación en su red social favorita Instagram, y quizá por primera vez en su carrera, apareció puntual y en un lugar normalmente reservado para artistas callejeros y turistas que se toman un respiro: La fuente de Washington Square.

1478572788_856604_1478577081_noticia_fotograma 

“Mantengamos este país grande, como es. No necesitamos a nadie que le devuelva la grandeza”, aseguró delante de su hijo David Banda y su guitarrista de confianza, Monte Pittman. La Madonna más política supo dar a su público un poco de la Madonna de toda la vida: derrochó divismo (“yo soy una minoría en mí misma”, dijo) y dedicó guiños a la comunidad homosexual, que era la que estaba convocada para el acto en apoyo a la candidata demócrata.

“Ahora atiendo al público de atrás. Soy activa y soy pasiva, pero no puedo hacer las dos cosas a la vez”, bromeó.

Madonna, declarada fan de Barack Obama y que ha tardado en mostrar su decidido apoyo a Clinton, prosiguió: “Espero que después de esto, me inviten a la Casa Blanca, ya que lo intenté con Obama y nunca sucedió”. Y, así, fue cantando temas en acústico sin importarle ni su aspecto (con un gorro de la bandera de Estados Unidos y unos pantalones negros rasgados) ni tampoco la entonación.

Cambió su Express Yourself por “Express herself”, para dedicársela a Clinton. Su Don’t Tell Me se convirtió en “Don’t tell us”, como mensaje para Trump. Consiguió los momentos más emotivos con el clásico que siempre desempolva para su faceta comprometida, Like a Prayer, y ofreció dos versiones: Imagine, de John Lennon, y If I Had a Hammer, de Peter, Paul and Mary, que trenzó con su Rebel Heart.

Con tanto entusiasmo, y como le pasó en los Brit Awards, se tropezó y casi cayó. “Estoy segura de que Donald Trump es el responsable de estos agujeros, pero no se puede derribar a una gran mujer”, reaccionó, poco acostumbrada a la desnudez del escenario y a estar rodeada de cables. Pero poco a poco fue sintiéndose más en casa, fue dejando al público que se acercara hasta tocarla y, entonces, en esas distancias cortas, disparó: “Si no quieren ser la burla de todo el planeta, si quieren salvar este país, voten por Hillary Rodam Clinton”. Pero sus fans ya tenían otra candidata y gritaban “Madonna for president”.

By @Gimenezaleok1

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s